lunes, 16 de noviembre de 2009

Se salva la vida de una niña en las Islas Fiyi, ¡gracias a los jueces y médicos!

Colonial War Memorial Hospital (CWM)

http://www.fijitimes.com/story.aspx?id=133229

Estimados compañeros de conventículo:

El integrismo religioso teocrático, el fundamentalismo de carácter talibanesco, ha pinchado en las Islas Fiyi en su propósito de no dar el correspondiente tratamiento médico a una niña fiyiana de cuatro años de edad. Sí, los teócratas y pedigüeños de turno, se han topado --¡no con la iglesia!--, sino, con médicos y jueces responsables y con sentido común..., ¡que no por esto es el más común de los sentidos cuando a fundamentalistas se refiere! ¿Resultado? Una niña sigue viva, ¡gracias a los médicos y jueces, no gracias a sus padres! Los padres, en todo caso, hubieran preferido una mártir a que a su hija se le administrasen las correspondientes transfusiones sanguíneas. ¿Cómo unos padres pueden llegar, por sí mismos y sin ser adoctrinados por nadie --leyendo la Biblia-- a la conclusión de que Dios prefiere a su hija muerta, que viva por una transfusión de sangre? ¡Misterio! ¿Porqué, siempre éstas personas forman parte de una única confesión religiosa? ¿Tendrá algo que ver, la confesión religiosa, con las conclusiones y decisiones que toman los padres?

Pero, vayamos con la noticia. Le agradecemos al Topo Ajalvireño su desinteresada traducción. Apareció en el Fiji Times Online, el 9 de noviembre de 2009, dice así:

LOS TRIBUNALES LUCHAN PARA SALVAR LA VIDA DE UNA NIÑA

El personal facultativo del hospital: Colonial War Memorial (CWM) Hospital, tuvo que solicitar una orden judicial la semana pasada, para salvar la vida de una niña de cuatro años llamada Sera Rosi Ratu, ya que las creencias religiosas de sus padres impedían al equipo médico administrarle transfusiones sanguíneas.

"Era la única esperanza que había de poder salvar a la niña pues los padres no consentían en que se le transfundiera sangre", manifestó la portavoz del Área de Salud, Iliesa Tora.

Los padres de Sera, pertenecen a la confesión religiosa cristiana, denominada testigos de Jehová, los cuales creen que la Biblia prohíbe la ingesta de sangre, y esto incluiría el almacenamiento y las transfusiones de sangre, inclusive en casos de emergencia médica.

Sera, se está recuperando bien en el centro hospitalario Colonial War Memorial (CWM) Hospital, después de la autorización judicial para que se le transfundiera sangre.

El director médico del CWM Hospital, el Dr. Ifereimi Waqainabete, llevó el asunto al juzgado por medio de la Oficina del Fiscal General.

El juez William Calanchini, ordenó al director médico del CWM Hospital a que sintiese libre para administrar transfusiones sanguíneas, así como cualquier procedimiento o tratamiento, sea este quirúrgico o médico que pueda necesitar la niña de cuatro años.

El Dr. Waqainabete, se reunió con los padres de la niña para informales que después de la transfusión administrada el viernes pasado, todo iba bien, según lo previsto.

Los Testigos de Jehová de Fiyi han rehusado hacer ninguna declaración al respecto.

Esta creencia fue incorporada a la confesión religiosa en el año 1945, y ha estado siendo elaborada desde entonces. Por consiguiente, la organización ha establecido unos "Servicios de Información Hospitalaria", responsables de la educación y la facilitación de cirugía sin sangre. Este servicio, también mantiene unos "Comités de Enlace con los Hospitales", cuya misión es suministrar apoyo a los miembros de esta confesión religiosa.

A pesar de que hay una mayoría de los testigos de Jehová que aceptan esta doctrina, hay un sector que no la comparte.

Se basan en la interpretación de varios textos bíblicos, tales como: Genésis 9:4, Levítico 17:10, y Hechos de los Apóstoles 15:29, por lo tanto ellos creen:

*La sangre es sagrada para Dios
*La sangre significa la vida según el punto de vista de Dios
*La sangre no debe ser comida ni transfundida
*La sangre que sale de un cuerpo humano o animal debe ser derramada, excepto para transfusiones de sangre autólogas considerándose como parte de la "terapia actual".
*La sangre era reservada para un único uso especial, para expiación de pecados, que condujo a que Jesucristo derramase su sangre

La violación voluntaria de esta doctrina se considera una ofensa grave, por lo cual un miembro se expondrá a una estigmatización organizada (expulsión o desasociación).

El Sr. Tora dijo, "la niña era una menor y sus padres poseedores de la patria potestad dijeron no a la transfusión, sin embargo, al ser un asunto de vida o muerte, los médicos dieron los pasos necesarios para salvar la vida de la niña".

Él añadió que, Sera, sufre una leucemia.

La leucemia es un cáncer en la sangre o médula ósea que se caracteriza por una proliferación exagerada de célula sanguíneas, que usualmente son los glóbulos blancos.

Fin de la traducción.