lunes, 13 de julio de 2009

Testigo de Jehová..., ¡las dudas que te asaltan!

Patrón de razonamiento watchtoweriano

Estimados camaradas sumidos en el cenagal teológico watchtoweriano:

La "Voz" de Dios en la Tierra, el Governing Body Bank, no deja ningún espacio para la duda legítima, la incertidumbre teológica, la perplejidad el titubeo o la vacilación. La verdad watchtoweriana es particularísima: algo es verdad mientras no cambie de opinión el Cuerpo Gobernante. El cuerpo teológico watchtoweriano no puede estar sujeto a crítica de ningún tipo, se ha de aceptar a pies juntillas..., ¡ciegamente! Si no, se aplica la máxima pena de su particular "código penal": la expulsión --que no es otra cosa que la lapidación social y familiar del disidente--.

El integrismo religioso watchtoweriano, varía del integrismo religioso tradicional en lo siguiente: mientras que los fundamentalistas normalmente se atienen a una sujeción e interpretación literal de la Biblia, o el Corán, y contra esto no puede uno apelar a nada ni nadie, en el caso testiguil es diferente: la máxima autoridad no es ningún libro sagrado..., ¡sino el Cuerpo Gobernante! Y contra los dictados de éstos señores autoelegidos..., ¡no hay juez, ni estado, ni gobierno, ni parlamento nacional que pueda legislar! Para un testigo de Jehová, son la "Voz" de Dios en la tierra, nada ni nadie puede estar por encima de éstos ayatolás watchtowerianos. Ellos obedecerán las leyes en tanto en cuanto no se lo impidan las directrices del Governing Body Bank.