lunes, 26 de noviembre de 2007

Refugios nucleares de la Watch Tober... ¿quién dice miedo?














Estimadas víctimas esquilmadas por la Watch Tober:
Nuestro corresponsal K19, ha viajado a las bodegas del más allá con la finalidad, concertada previamente, de entrevistarse con J. F. Rutherford; más conocido como "Pepe el de la Toga" en nuestros parajes. Hubo un pequeño pero recurrente problema que nos impidió entrevistarnos con él, no obstante, su compañero JHK... nos recibió muy amablemente --y más al saber que veníamos de su España querida-- dispuesto a conversar sobre lo que pudiera interesarnos. ¡Ahí va la entrevista!
K19: Juan, estábamos citados con Pepe... nos había concedido una entrevista, ¿está enfermo? ¿Ha ocurrido alguna desgracia?
JHK: ¡Hombre... a ver cómo te lo explico para no hacer tropezar a los publicadores ibéricos! Resulta que la empresa escocesa Macallan, dejó a nuestro cuidado en las bodegas cajas de whisky... concretamente 38 botellas de 1926. Para que te hagas una idea, el valor de una sola botella alcanza la friolera suma de 36.000 euros... el whisky más caro del mundo. Nos dejaron las botellas el viernes pasado... y ya no queda ninguna... yo reconozco que me he bebido 9... pero el resto se las ha trincado Pepe... y, ahora, él está en su estado natural... ebrio como una cuba, cantando sin parar: "¡Millones que ahora viven, nunca morirán... jua, jua, jua!". No hay manera, lo he intentado infinidad de veces con él, y le he dicho: "Pepe, hay que saber beber... que te has liquidao las mejores botellas del mundo... y no te has enterao si era whiky o aguarrás... ¡que tú por beber, te bebes hasta la lejía! Él me dice, alguna vez que ha estado sobrio --está así un par de veces al año... como mucho-- que cuando era el Presidente... y durante la Ley Seca... los hermanos de Brooklyn le traían cajas del mejor whisky... de Canadá. Yo le decía que eso era ilegal en aquella época, pero, él insiste que ningún gobierno humano puede bíblicamente prohibir el whisky (que se lo había dicho el que escribía los libros... Federico Franz "El Políglota") y que debía anteponer la ley de Dios por encima de la del César.
¡En fin! No se puede hablar con él hoy... tiene una pea... está ahí, detrás de una barrica de roble... durmiendo como un lirón. En el fondo me da pena... el tio no tuvo la oportunidad de venir conmigo a la Feria de Sevilla... allí sí que hubiera estado a gusto conmigo... con su copita de fino llena... con su capa española y su sombrero cordobés... Por la noche bebiendo y, por el día, discursando... que yo cuanto más bebía mejor discursaba. ¡Pepe se lo hubiera pasado de lo lindo allí... mejor que en Beth Sharim!
K19: ¡Perdona, Juan! Hablando de Beth Sharim... ¿es cierto que la Sociedad Watch Tower tenía una mansión llamada así... Beth Sharim... con su refugio nuclear entre otros habitáculos?
JHK: Bueno, a decir verdad, había dos mansiones... por que aquello no era una casita de 60 metros cuadrados. Una llamada Beth Sharim, construída en San Diego, California. Y la otra, menos conocida todavía por los testiguines, Beth Shan... una casa cercana a la otra.
Beth Sharim, en hebreo: Casa de los Príncipes... porque era eso, una casa para que vivieran como príncipes. Era una casa estilo colonial español que la Sociedad construyó en 1929... ¡por cierto... no le faltaba un detalle! Allí se pasaba Pepe todos los inviernos calentándose con la chimenea... y con el whisky... je, je, je. Hasta que murió y lo enviaron aquí en 1942. Es verdad que la casa tenía su refugio nuclear... aquello de: "¡Millones que ahora viven... no morirán jamás!"... no se lo creía Pepe mucho, je, je, je. Él decía que el fin podía venir cuando quisiera... pero que él debía de estar preparado, por si acaso.
K19: Juan, una pregunta: Pepe... ¿creía o no creía en la teología watchtogüeriana?
JHK: ¡Vamos a ver! Pepe, fue como dice el dicho: "En el país de los ciegos, el tuerto es el rey". Piensa, en aquel tiempo --y en el nuestro-- las élites watchtogüerianas eran personas sin instrucción y capacidad de crítica, todos venían de segmentos adventistas dados a especular con la cronología bíblica y predispuestos mentalmente a creer a un líder. Esto en el catolicismo, no se da tanto... pero en el Cinturón de la Biblia, en los EE.UU, es y ha sido muy común. No es raro, si pensamos en los desastres de Johnstown en la Guyana, y a los davinianos en Waco, Texas. Son personas dispuestas a seguir a sus líderes... no importan que estén equivocados... encuentran razones bíblicas para seguir apoyando a sus líderes, como aquello de: "¿Adónde iremos... tú tienes dichos de vida eterna?
Pero, Pepe, después del fiasco de 1925... cuando pensaban que por fin llegaría el fin... se decepcionó y él personalmente empezó a cuestionarse todo... "si nos hemos equivodado en esto tan estrepitosamente... ¿quién me asegura que en el resto no?". Pero era muy orgulloso, un hombre enamorado de su propia imágen, sabía que miles de personas... no eran sencillamente cristianas... eran sus seguidores, como anteriormente lo habían sido de Russell y, esto le motivó a tirar para delante aún sin fuertes convicciones en lo que decía. Estaba influenciado por todos aquellos artículos de The Golden Age... que hablaban de un sin fin de tonterías, como: la lluvía antimateria... el diluvio de rayos cósmicos... tenían la cabeza llenas de majaderías... (basta leer The Golden Age de la época) y, seguramente fueron estas cosas las que le motivaron a construírse un refugio nuclear en Beth Sharím y dos refugios nucleares más en la otra mansión Beth Shan.
De paso el tio, se escaqueaba de su responsabilidad y trabajo en Brooklyn... "unos escardan la lana y otros se llevan la fama". Él, en California, lejos del frío de la costa este estadounidense... estaba de película: su servicio, sus guardaespaldas, sus buenos trajes... sus buenos de todo... y lo que no podía faltar... su buen whisky... ¿para qué quería él Nueva York... para aguantar un atajo de seguidores y tener que dar explicaciones sobre cosas que el mismo ni se creía...?
K19: ¿Crees que podré probar un vasito de whisky bueno... antes de irme?
JHK: ¡Claro que sí... es está hecho! ¡Vente... vamos a ver si podemos despertar al Pepe y que se una a nosotros!