viernes, 29 de agosto de 2014

La lacra de los abusos sexuales a menores entre los testigos de Jehová

Henricus Stephanus Landmeter outside the District Court.
El hermano Henricus Stephanus Landmeter


     Estimados camaradas víctimas de las políticas del Cuerpo Gobernante:

     Los abusos sexuales a menores son una lacra en nuestra sociedad, continuamente aparecen noticias de abusos cometidos en todo tipo de organizaciones, sean estas religiosas o seglares.  Desgraciadamente, nuestra confesión religiosa  --los testigos de Jehová--  no son una excepción en esto.  Hoy nos llega un nuevo caso desde las antípodas, Australia.  Allí, el hermano Henricus Stephanus Landmeter, de 77 años, ha sido denunciado, juzgado y sentenciado por la "persistente explotación sexual de una niña entre los años 1992 y 1998"..., ¡se le acabó la impunidad!  Con la justicia seglar, al contrario que con la teocrática; el que la hace, la paga... afortunadamente.

     Pero, desgraciadamente, el protocolo de la entidad religiosa al tratar los casos de abusos sexuales ampara a estos depredadores sexuales en tanto en cuanto no se denuncian automáticamente ante la autoridad competente por parte de los ancianos (pastores religiosos) de nuestras comunidades locales, siguiendo las directrices del Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová.  Además, hoy, esta noticia nos da otra de las claves que nos ayuda a entender porqué estos delincuentes buscan refugio en suelo sagrado: la actitud generalizada que se da entre muchos padres de las víctimas y con la que pretenden consolar a sus propios hijos que han sido víctimas de estos abusos sexuales.

     Como la noticia está en inglés, el Topo Ajalvireño nos la traducirá a los lectores de lengua española.  ¡Va por ustedes!

UN PADRE LE DICE A SU HIJA QUE NO SE PREOCUPE ACERCA DE LOS ABUSOS SEXUALES SUFRIDOS "POR QUE JEHOVÁ LO VE TODO Y  LO ARREGLARÁ TODO", SE PUDO OÍR EN LA SALA DEL TRIBUNAL

El periodista judicial: Ken McGregor
27 de agosto de 2014

El padre devoto de una jovencita que denunció por abusos sexuales a otro miembro de la confesión religiosa le dijo a su hija que no se preocupase "porque Jehová lo ve todo y lo arreglará todo", se pudo escuchar en la sala del tribunal.

Henricus Stephanus Landmeter, de 77 años, de Para Hills West, ha sido declarado culpable por la persistente explotación sexual de una niña entre los años 1992 y 1998.  Hoy, en el Juzgado del Distrito se pudo escuchar cómo la muchacha sufrió abusos sexuales en más de cien ocasiones entre los siete y los trece años por Landmeter, quien persiste en "negar insolentemente" sus delitos.

En una impactante declaración de la víctima leída ante el tribunal, la mujer, quien actualmente tiene sus propios hijos, dijo que Landmeter hizo de ella su presa cuando "era joven, inocente e influenciable" y que utilizó la confesión religiosa para ocultar sus crímenes.

"Tú... te aprovechaste de una niña cuyos padres estaban, y todavía lo están, cegados por su fe religiosa y encontraste en la confesión religiosa un medio muy efectivo para librarte de la responsabilidad por tu vil comportamiento", dijo ella.

Ella relató cómo había quedado confusa y aturdida cuando sucedió el primer abuso sexual. "Yo no conocía otra cosa, había crecido como testigo de Jehová y se me había dicho que todos los testigos de Jehová eran personas confiables, incluso más que los propios parientes carnales".  "Pensé que estaba haciendo la tonta, que estaba exagerando pues mi propio padre me decía: Jehová lo ve todo y lo arreglará todo".

La mujer explicó que había venido ante el tribunal para decirle a Landmeter que ya nunca más podría ocultar sus crímenes. "Estoy hoy aquí para defender y representar a cada niña que potencialmente has robado y para asegurarme que jamás volverás a hacerlo".

Ella dijo que Landmeter no había mostrado ningún remordimiento y que dudaba que él pensara que lo que había hecho estaba mal.  "Esto es lo que más me angustia", admitió ella.

"Me asusta ver el desprecio en tu cara y en la de tu esposa cada vez que me cruzo con vosotros".  "Me consuela saber que cuando hoy salga de aquí nunca volveré a pensar en ninguno de vosotros dos".

Trevor Wedding, el abogado de Landmeter, solicitó anular la sentencia impuesta debido a la edad de su cliente y a su deteriorado estado de salud.  Pero el fiscal Jeff Powell, recordó que Landmeter no había mostrado ningún remordimiento por los delitos cometidos, que los delitos se habían estado cometiendo durante un dilatado período de tiempo y que solo terminaron cuando la víctima creció lo suficiente como para apartarse por ella misma del peligro.  También dijo que estos factores había que tenerlos en cuenta ante cualquier posibilidad de suspensión de la pena.

La juez Julie McIntyre ordenó su prisión hasta que dictaminar la sentencia a finales de esta semana.

     Una de las cosas que quisiera enfatizar es la patológica resignación y pasividad del padre de la víctima ante lo que le parece un designio divino.  No se puede decir que sea un caso aislado, al revés   --opino en virtud de mi dilatada carrera teocrática dentro de esta comunidad religiosa--,  diría que es la más habitual.  De hecho en el Diccionario Etimológico Watchtoweriano-Español, adjunto dos acepciones que explican este concepto:

Confiar en Jehová: Véase “Esperar en Jehová”. Frase hecha que representa un eufemismo: Veas lo que veas. Te hagan la injusticia que te hagan dentro de la comunidad religiosa --sin importar la gravedad-- nunca debes abandonar la confesión religiosa por ninguna circunstancia ni bajo ningún concepto. Debes esperar sentado a que Dios arregle los asuntos sin tu intervención ni la de nadie. Tienes que sufrir el silencio de los corderos. Es una especie de patente de corso por la que la dirección de la comunidad religiosa puede hacer y deshacer a su antojo sin que el creyente pueda pedirles explicaciones.

Esperar en Jehová: Véase “Confiar en Jehová”. Nunca debes llegar a tus propias conclusiones, dejarte llevar por el sentido común o por los dictados de tu conciencia en un momento determinado cuando no comprendes o compartes: una doctrina o procedimiento organizativo del Cuerpo Gobernante. Al revés; tienes el deber de seguir apoyando los dictados del Cuerpo Gobernante por palabra y por acción. Debes confiar en que –si tú tienes razón-- Dios lo solventará a su debido tiempo…, sin tu intervención.
http://es.scribd.com/doc/100676509/El-lado-comico-de-la-Watchtower-Edicion-21-de-julio-de-2012

     De modo que, una vez nos hemos hecho eco de esta noticia teocrática, desde este blog, seguiré denunciando el protocolo de los testigos de Jehová ante los casos de abusos sexuales a menores que se dan entre nuestras comunidades locales.

     Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira y las opacidades diversas en el nombre de Dios?

1 comentario :

  1. Es curiosa la fotografía del hermano Henricus. Sale del juicio vestido informalmente: cazadora, sin corbata y con gorra..., ¡cuando un testigo de Jehová lleva la americana y la corbata hasta para ir al baño!

    Normalmente, casi todas las personas, cuando acuden de acusados a un juicio, se visten bien, con americana y corbata... aunque en su vida diaria nunca utilicen estas prendas! Queremos causar una buena impresión ante el tribunal con nuestra imagen...

    ¿A qué se debe este enigma?...

    ResponderEliminar

Si tienes conocimiento de un delito (como puede ser un caso de un abuso sexual infantil en una congregación), por favor, infórmalo a la guardia civil o policía nacional. Ellos tienen la legitimidad y los medios para investigarlos y localizar las pruebas.

https://alertcops.ses.mir.es/mialertcops/info/infor/info_6_es.xhtml?faces-redirect=true

Guardia Civil
http://www.guardiacivil.org/
Email: emume@guardiacivil.org
Teléfono: 062

Cuerpo Nacional de Policía
http://www.policia.es/
Email: webdgp@policia.es
Teléfono: 091

Los comentarios en los que se mencionen los nombres y apellidos de los autores de presuntos delitos se borrarán en cuanto me percate de ello.

Por otro lado, si deseas contrastar la información, puedes dirigirte a la Asociación de los Testigos Cristianos de Jehová en España, en los siguientes E-mail: tcjlegal@terra.es y ARCO@TCJ.ES

Por favor, se agradece que se eviten los insultos. ¡Gracias por vuestra comprensión!