viernes, 27 de diciembre de 2013

Consultorio teocrático: "La hipnosis y la vida eterna"



     Estimados camaradas víctimas de los desvaríos del Cuerpo Gobernante:

     La hermana Pepita, desde la capital del río Turia (Valencia), acude en busca de orientación espiritual y teocrática a esta redacción apóstata.  Ella padece una fobia y su psicólogo le propone un procedimiento terapéutico: unas sesiones de hipnosis clínica.  La fallera reconvertida acudió a los ancianos de su congregación en busca de directrices.  Sin embargo, se asustó cuando los ancianos le dijeron que el hipnotismo era cosa de Satanás, el Diablo, y que un testigo de Jehová no podía someterse a esas "sesiones" por ser demonismo en estado puro.   No obstante, dejemos que sea ella quien nos formule su pregunta:
"Llevo unos años sufriendo agorafobia, salgo de casa muy poco y siempre por la rutas habituales.  Además, intento evitar las muchedumbres, por lo que no puedo ir al cine ni a centros comerciales.  Esto condiciona mucho mi vida y la de mi familia.
Me lleva un psicólogo de la Seguridad Social y me ha propuesto unas sesiones de hipnosis clínica para tratar esta fobia.  Él dice que esta terapia está dando buenos resultados con muchas fobias.  Pero, ha surgido un "pero": los ancianos de mi congregación me advierten que la hipnosis es algo satánico y demoníaco y, por lo tanto, un testigo de Jehová no puede someterse a sesiones de hipnosis.
¿Puedo aceptar este tratamiento médico y aspirar a heredar la vida eterna prometida?". 
     Hermana Pepita:

     Afortunadamente, la salvación eterna no de depende del plácet o el visto bueno de los sabelotodo del Cuerpo Gobernante y de sus alguacilillos locales..., los ancianos de congregación.  En todo caso, será un asunto entre la persona y Dios..., sin intermediarios interesados.  Es más, yo no pondría mucha confianza en la "vida eterna" que nos prometen los pedigüeños sin fronteras, en el paraíso de Watchtowerlandia.  ¡Hemos sufrido sus timos timocráticos día sí y día también!  Por lo que tienen credibilidad nula.

     Este blog aboga por el dicho: "Zapatero, a tus zapatos".  Lo que quiere decir que es el paciente quien tiene que decidir en cuestiones de salud, una vez que se asesora con especialistas del campo de la medicina.  Por ejemplo, no acudo al mecánico de vehículos para preguntarle sobre mi nivel de colesterol.  Tristemente, lo que pasa es que el Governing  Body Bank mezcla al tuntún religión y tratamientos médicos: prohibiéndole al cristiano watchtoweriano aceptar diversos tratamientos médicos; o indicar que ciertos tratamientos son inaceptables a la vista de Dios..., ¡y si uno aspira a la salvación eterna ya sabe lo que tiene que hacer!

     Sin embargo, ahora, te documentaremos quién es el padre teológico de la criatura: "La hipnosis clínica es cosa de Satanás, el Diablo.  Es demonismo en estado puro y, por lo tanto, inaceptable para el testigo de Jehová que quiera la vida eterna en el Nuevo Orden de Watchtowerlandia".  Para este menester, te remitiremos a la historia cronológica del tema: hipnotismo y testigos de Jehová.

     Encontramos la primera referencia en la revista de nuestra entidad religiosa: Awake! (¡Despertad!), 22 de agosto de 1953, páginas 25 y 26, donde dice en parte:
          Cristianismo contra hipnotismo
Puesto que la Palabra de Dios es un guía completa, el cristiano no necesita recurrir a la sabiduría de este mundo tal como se manifiesta en la: ciencia, disciplina o terapia conocida como hipnosis o hipnotismo.  De hecho, sería mejor, en vista de los hechos, que tuviéramos poco o nada que ver con ello. [...]  En tiempos modernos, el hipnotismo ha venido a nosotros de la mano de los psicólogos y psiquiatras, cuya filosofía mayormente está en directa oposición contra los principios enunciados en la Palabra de Dios. [...]
El Diablo, sus demonios y sus agentes en la Tierra, siempre están preparados para sugerir, por medio de las tentaciones y presiones, que tomemos el camino de la gratificación, el camino equivocado. [...]  La historia del cristianismo por los pasados diecinueve siglos prueba que esos hombres han sido capaces de superarse; desechando viejos vicios y "poniéndose una nueva personalidad que ha sido creada según la voluntad de Dios en verdadera justicia y bondad amorosa" sin necesidad de recurrir a la psiquiatría o a la hipnoterapia. (Vea Romanos 12:1, 2; 1 Corintios 6: 5-11; Efesios 4: 20-32 en la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras).  El seguir tales consejos bíblicos ha hecho de los siervos de Jehová, la gente más feliz y mejor aconsejada de toda la faz de la Tierra.  Ellos solos han adoptado una posición inequívoca cuando han tenido que enfrentarse cara a cara con amenazas totalitarias.  
Los cristianos han acordado hacer la voluntad de Dios.  El cristiano no puede rendir o someter su voluntad a otra persona aunque sea temporalmente.  Por lo tanto, el cristiano escrupulosamente evitará tener nada que ver con la hipnosis.  Awake! (¡Despertad!), 22 de agosto de 1953, páginas 25 y 26.

Awake! (¡Despertad!), 22 de agosto de 1953, página 25

Awake! (¡Despertad!), 22 de agosto de 1953, página 26
     El siguiente artículo de la misma revista oficial de la entidad religiosa, esta vez del año 1959, precisa un poco más el asunto de las conexiones entre hipnotismo y demonismo:
[...] Desde la cuestión que surgió en el jardín de Edén, la cuestión ha sido: ¿Puede Dios tener sobre la Tierra a personas que sigan el camino de la justicia independientemente de lo que el Diablo pueda hacer?  La hipnosis plantea el problema siguiente: si con la ayuda de Dios, por medio de su Palabra, su Espíritu Santo y su organización visible es suficiente; o debe el hombre recurrir al recurso de un poder siniestro y extraño fundamentado en la sabiduría mundana.
Que los cristianos no necesitan este demoníaco instrumento de sabiduría mundana para mantener su integridad ha quedado acreditado totalmente en la actualidad como en el primer siglo de nuestra era.  Los testigos cristianos de la sociedad del Nuevo Mundo han resistido las técnicas de lavado de cerebro de los comunistas y por otro lado las tentaciones del materialismo e inmoralidad por parte de otros, sin la ayuda de la hipnosis.  Su amor, unidad y felicidad, tan visibles en sus grandes asambleas, se ha logrado sin su ayuda (del hipnotismo).  Sí, ellos saben que, no por medio de adquirir conocimiento de la hipnosis, sino "por medio de adquirir conocimiento de ti, el único Dios verdadero y de... Jesucristo", "significa vida eterna". Juan 17:3.  Awake! (¡Despertad!), 22 de octubre de 1959, página 28.
Awake! (¡Despertad!), 22 de octubre de 1959, página 28
     En febrero del año 1961, los mandamases mundiales de nuestra cofradía religiosa, siguen erre que erre con su cantinela de enfrentar el cristianismo al hipnotismo:
[...]  Aún si la hipnosis no conlleva tales peligros, un cristiano no puede someterse voluntariamente a ella.  ¿Por qué?  Porque va contra los principios establecidos por la Palabra de Dios, la Biblia.  Habiéndose dedicado para hacer la voluntad de Dios, el cristiano no puede abdicar en otra persona: su criterio, capacidad de razonar, voluntad, facultad de selección; independientemente de la mucha confianza que se pueda tener en la cualificación profesional y la integridad (del psicólogo o psiquiatra).  En todo momento él es responsable ante Dios, y no puede poner en peligro su relación con Dios al permitir que su conducta esta supeditada al control del hipnotizador, ni siquiera temporalmente.  Como ya anteriormente se ha indicado en esta revista, el espíritu santo de Dios es suficiente para el cristiano.  Con el fin de fortalecerse en su resolución contra la hipnosis  --en estado despierto o inducido al sueño-- , un cristiano debería deliberada y explícitamente resolverse interiormente a nunca someterse a este siniestro tratamiento basado en la sabiduría mundana conocido como hipnosis.  Awake! (Despertad), 22 de febrero de 1961, página 15.
Awake! (Despertad), 22 de febrero de 1961, página 15
     Seguidamente, podemos ver una serie de citas literales de sus publicacones a través de los últimos años, donde siguen posicionándose contra la hipnosis clínica en el tratamiento de las diferentes patologías e instan a recurrir al incomparable poder de la Palabra de Dios.  Son citas de los años: 1974, 2002 y 2003, ¡las últimas con las que contamos hasta el año 2012!  http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/1200272833
¿Cuál es el punto de vista bíblico? ¿Es el hipnotismo para los cristianos? 
[...] El espíritu santo de Dios, no la hipnoterapia, es la provisión divina para ayudar a las personas a reemplazar la inmundicia moral, la idolatría y otros rasgos impíos con amor, gozo, paz, gran paciencia, bondad, benignidad, fe, apacibilidad y gobierno de uno mismo. (Col. 3:5-11; Gál. 5:22, 23) Jehová, no algún hipnotizador, es quien provee la fortaleza que necesitan los cristianos para hacer frente a las dificultades.—Fili. 4:6, 7, 13. 
El que un cristiano consulte a un médico quien a veces usa hipnotismo en tratar a otros debe ser una decisión personal. (Gál. 6:5) Pero un cristiano verdadero no permitirá que se emplee el hipnotismo. Porque el hipnotismo no es para los cristianos.
¡Despertad!, 22 de diciembre de 1974, páginas 25 y 26. 
También estamos al tanto de que Jehová detesta a quienes participan en cualquier forma de espiritismo, como la adivinación, la brujería o los intentos de comunicarse con los muertos (Deuteronomio 18:10-12). [...]  O sabiendo que la Biblia condena que se influya con hechizos en los demás, ¿dejaríamos que algún hipnotizador controlara nuestra mente? (Gálatas 5:19-21.)  Adoremos al único Dios verdadero (año 2002), página 75.
La citada enciclopedia comenta también: “Aun hoy día, muchos fenómenos hipnóticos se catalogan como ‘espiritistas’”. Y aunque resulte difícil determinar hasta qué grado las distintas formas de hipnotismo pudieran estar relacionadas con las artes ocultas, el hecho es que Dios condena con claridad toda forma de espiritismo (Deuteronomio 18:9-12; Revelación [Apocalipsis] 21:8). Por tanto, el cristiano no puede hacer caso omiso de los aspectos claramente antibíblicos de la hipnosis. [...]
              La esperanza de salud perfecta 
En vista de los principios bíblicos mencionados, los testigos de Jehová evitan métodos que recurran a la hipnosis o a la autohipnosis, pues obedecen el mandato recogido en Deuteronomio 18:10, 11: “No debería hallarse en ti nadie que [...] ate a otros con maleficio”. Para quienes sufren problemas de salud existen muchos otros tratamientos que no exponen a la persona a los peligros del ocultismo ni dejan su mente a merced de la voluntad de otros. 
Al mantenerse limpios de prácticas contrarias a los principios de la Biblia, los cristianos pueden abrigar la esperanza de vivir para siempre en el justo nuevo mundo de Dios, en el que la humanidad gozará de perfecta salud física y mental, sin tener que recurrir al hipnotismo (Revelación 21:3, 4). ¡Despertad!, 8 de julio de 2003, página 27.
     Por último, hermana Pepita, re recomiendo que leas los siguientes enlaces donde se mencionan la relación: testigo de Jehová, trastornos mentales y suicidio.
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/05/los-testigos-de-jehova-las-enfermedades.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/05/los-testigos-de-jehova-las-enfermedades_20.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2013/08/eric-reeder-in-memoriam-1961-2012.html

     Acabo como siempre: lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira y los diversos y variopintos pinchazos teológicos?

4 comentarios :

  1. "Como regla general, para un cristiano que acude a la mundana psiquiatría, es una admisión de derrota, que equivale a 'ir a Egipto en busca de ayuda.' (Isaias 31:1).

    A menudo, cuando un Testigo de Jehová acude a un psiquiatra, éste tratará de convencerlo de que sus problemas son causados por su religión. El psiquiatra pasa completamente por alto el hecho de que los testigos cristianos de Jehová son el grupo de personas mejor orientado, más felices y contentos de la faz de la tierra. Ellos son de los que menor necesidad tienen de psiquiatras. Además, cada vez más psiquiatras están recurriendo a la hipnosis, que es una forma demoníaca de sabiduría mundana."

    ¡Despertad!1960. 8 de Marzo. Pág. 27. (en inglés)

    ResponderEliminar
  2. Dako:

    Gracias por la referencia. Efectivamente, otra vez más, el Cuerpo Gobernante confunde churras con merinas. Nunca han sido "amigos" de psiquiatras o psicólogos: supongo por la capacidad de estos profesionales en detectar a personas enganchadas a sectas.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la info y por tu redacción, siempre es un placer leerte JHK.

    ResponderEliminar
  4. Curiosos que estos mangantes sin escrúpulos son los primeros que practican la hipnosis colectiva por medio de las reuniones y las asambleas. No es broma. Siempre se hace hincapié en la importancia de no faltar a las reuniones cuando en realidad son centros de control mental y de lavado de cerebros.

    ResponderEliminar

Si tienes conocimiento de un delito (como puede ser un caso de un abuso sexual infantil en una congregación), por favor, infórmalo a la guardia civil o policía nacional. Ellos tienen la legitimidad y los medios para investigarlos y localizar las pruebas.

https://alertcops.ses.mir.es/mialertcops/info/infor/info_6_es.xhtml?faces-redirect=true

Guardia Civil
http://www.guardiacivil.org/
Email: emume@guardiacivil.org
Teléfono: 062

Cuerpo Nacional de Policía
http://www.policia.es/
Email: webdgp@policia.es
Teléfono: 091

Los comentarios en los que se mencionen los nombres y apellidos de los autores de presuntos delitos se borrarán en cuanto me percate de ello.

Por otro lado, si deseas contrastar la información, puedes dirigirte a la Asociación de los Testigos Cristianos de Jehová en España, en los siguientes E-mail: tcjlegal@terra.es y ARCO@TCJ.ES

Por favor, se agradece que se eviten los insultos. ¡Gracias por vuestra comprensión!