domingo, 29 de septiembre de 2013

El tardío "sano escepticismo" watchtoweriano

¡Despertad! diciembre de 2013, página 7 (inglés)

¡Despertad! diciembre de 2013, página 7

     Estimados camaradas escamados, escaldados y escépticos:

     El Cuerpo Gobernante está en pleno vía crucis.  Los casos de pederastia dentro del ámbito de la confesión religiosa están saliendo a la luz pública  --con luz y taquígrafos--  y los diferentes medios de comunicación se están haciendo eco de estos delitos abominables contra la inocente infancia.  Pero, no todo el mundo está contento con la publicidad dada a estos casos..., ¡especialmente cuando te salpican a ti!  ¿Quiénes no están satisfechos con estas noticia?  Imagino que los pederastas que son llevados ante la justicia y quienes ocultaron dichos crímenes con su silencio cómplice.  Actualmente, llueve sobre mojado.  Ayer mismo escribía desde este púlpito virtual, como los testigos de Jehová  --solo en los EE.UU.--  se están enfrentando con 12 casos de pederastia en distintos Estados. 

     Los del Governing Body Bank, siendo estos muy cucos; desde sus publicaciones intentan prepararles el cuerpo a los miembros de la confesión religiosa, para que no se escandalicen ante lo que está cayendo y ante la avalancha que se avecina con los escándalos por los casos de pederastia.  Los medios de comunicación, en multitud de países, están dando amplia publicidad a todo lo que suponga abusar sexualmente de niños desde: ámbitos institucionales, organizaciones y colectivos donde supuestamente se debería velar por la protección a la infancia. 

     Se dice lo anterior, porque llevamos unos meses donde la casta dirigente no pierde ocasión sobre la necesidad de que los miembros de la confesión religiosa nos comportemos como un bloque monolítico y sin fisuras.  Por ejemplo, en  La Atalaya 15 de diciembre de 2013, página 6 escribían un artículo con el tema: "No se dejen confundir".  Y, escribían cosas como las siguientes:
"En este mundo, los engaños y las mentiras son el pan de cada día.  Y no es de extrañar,  pues la Biblia dice claramente que el Diablo, el gobernante de este mundo, es todo un experto en este campo. [...]  Es lógico, por tanto, que quienes se dejan llevar por él sean cada vez más mentirosos y traten de confundir sobre todo a los siervos del Dios verdadero". [...] "En ocasiones, la televisión, los periódicos y las páginas de Internet difunden mentiras descaradas o afirmaciones engañosas sobre los testigos de Jehová y sus creencias.  Como resultado, hay quienes se escandalizan o incluso se molestan porque se creen esas falsedades".  La gran tribulación y el fin de este sistema malvado están a las puertas, por lo que las advertencias que se dieron a los cristianos del primer siglo son hoy más importantes que nunca.  [...]  Si alguna vez, alguien que asiste a nuestras reuniones trata de envolvernos en conversaciones sobre asuntos que la Biblia no explica o se pone a criticar a la organización de Jehová, debemos tener mucho cuidado. 
 http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2013/09/no-os-dejeis-llevar-al-huerto-salvo-por.html
     También, en el número anterior, La Atalaya del 15 de noviembre de 2013, nos hacían un llamamiento para que cerrásemos filas en torno a la casta dirigente.  Algunas de las perlas:
Los cristianos de hoy afrontamos un reto similar, pues la larga noche del malvado sistema de Satanás está en su momento más oscuro, a punto de terminar (Rom. 13:12). ¡Qué peligroso sería que nos quedáramos dormidos en esta hora tan avanzada!. Página 3, párrafo 1. [...]  Mientras aguardamos estos sucesos trascendentales,obedezcamos a quienes han sido nombrados para dirigir la organización de Jehová. Cerremos filas para defendernos del Diablo y sus demonios. Página 14. [...] Según se dice, Senaquerib conquistó un total de 46 ciudades de Judá.  Imagínese cómo se habría sentido usted si hubiera vivido en Jerusalén en aquel tiempo y hubiera visto que todas esas ciudades,una tras otra, caían ante el avance del ejército asirio (2 Reyes 18:13). [...] Seguro que estas  palabras divinamente inspiradas animaron a Ezequías, pues un ejército muy poco común sería alzado contra los agresores asirios y que estos acabarían derrotados. [...] Eso ocurrirá en el futuro, cuando un "asirio" moderno ataque a los siervos de Jehová y ponga en peligro hasta su propia existencia (¿económica?).   Páginas 18 y 19. [...]  Sabiamente, el pueblo se negó a responder a aquella propaganda difamatoria, como también hacen a menudo los siervos de Jehová de nuestros días (2 Reyes 18:35,36).Página 19. 
 http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2013/08/toca-cerrar-filas-nos-dice-el-cuerpo.html
  Con el artículo de hoy, ¡Despertad!, diciembre de 2013, página 7, vuelven a la carga, machacando los cerebros de los apoquinantes netos.  Una advertencia tras otra, seguidas, para que el cándido miembro no dé crédito a las noticias críticas contra la entidad religiosa que puedan aparecer en los medios de comunicación.  Este artículo, que da tema a la revista, se titula: "¿Se puede confiar en las noticias?".  Arriba, en esta entrada, he colgado unos recortes de la revista con unas frases tal y como aparecen en la edición original en inglés, y en español..., ¡traducido desde el inglés!  En las dos ediciones vienen a decir más o menos lo mismo pero, con una sutil diferencia en una frase.  En inglés se dice:
"The key may be to have a healthy skepticism while keeping an open mind". (La clave puede estar en tener un sano escepticismo, mientras somos de mentalidad abierta).
     La traducción oficial al español parece evitar lo del "sano escepticismo", ¡les da dentera!.  Traducen la frase en inglés, de esta manera:
"La clave está en ser cautelosos y objetivos".
     El que lo desee, puede descargarse gratuitamente la revista en cuestión, desde la página oficial de la entidad religiosa.  ¡Vea, compare, y si encuentra algo mejor..., cómprelo!
http://www.jw.org/en/publications/magazines/g201312/can-you-trust-news-media/
http://www.jw.org/en/publications/magazines/

     Para las personas ajenas a la comunidad religiosa, le puede parecer esto una trivialidad.  Pero, no es así.  El "escepticismo", ha sido demonizado en la literatura de la entidad religiosa.  Por lo tanto, el "cristiano", siempre ha tenido que evitarlo: como una actitud que tiene su origen en Satanás el Diablo.  Los apóstatas no hablamos por hablar, sino que te remitimos a la documentación oficial.  ¡Leed lo siguiente con atención!:
2 Más cerca de nuestro día, filósofos como el francés René Descartes, el holandés Spinoza, el escocés David Hume y el filósofo alemán Kant desarrollaron variantes de esa actitud de escepticismo. Por la influencia de estos hombres y de muchos otros, la duda sistemática ha llegado a ser artículo de fe de la instrucción superior. Así, las universidades de todos los países han producido una generación de individuos dados a dudar, para quienes “todo es relativo.” 3 Hablando de los malos efectos de tal incertidumbre sistemática, una autoridad declara que “en nuestra propia época [una] consecuencia de la actitud relativista y escéptica es muy simplemente una falta de reverencia a la verdad como tal.” [...] 9 ¿Será acaso de menos importancia en nuestro día la confianza cristiana, en medio de un mundo en que, para citar al filósofo británico Bertrand Russell, ‘un escepticismo fácil y elegante es la actitud que se espera del adulto instruido’? No. Si acaso, una convicción firme es hasta más importante, porque, más que en cualquier otro tiempo, “el espíritu que ahora opera en los hijos de la desobediencia” estimula el desconfiar y dudar. (Efe. 2:2) Por eso, el cristiano que se ve asaltado por dudas debe reconocer el peligro y dar los pasos necesarios para que ‘al fin esté de pie completo y con firme convicción.’ [...]12 Para evitar contagiarse del espíritu del mundo, un espíritu de sospecha, desconfianza y escepticismo, es preciso que uno vigile sus motivos más recónditos. [...] 19 Si adoptamos el “espíritu del mundo,” el dudar llegará a ser parte de nuestro patrón de pensamiento. La Atalaya, 1 de agosto de 1980, páginas 12-16.

     Por lo tanto, con este artículo, el Cuerpo Gobernante, ha pasado del escepticismo demoníaco al sano escepticismo en un santiamén, en un plis-plas.  Por enésima vez los mandamases nos dejan boquiabiertos al afirmar una cosa y la contraria..., ¡sin sonrojarse!  Todo es cuestión de si algo les conviene a los caciques de turno: entonces le dan la vuelta a la tortilla sin más preámbulos.

     Además, tienen la cara dura de aconsejar la duda sistemática con toda fuente de información ajena a la entidad religiosa, mientras al mismo tiempo nos exigen obediencia ciega y sin fisuras a todo lo que proviene de éstos zascandiles.  Con ellos no está legitimada la duda sistemática..., ¡sí con todos los demás!  ¿Se puede tener más cara dura y no morir en el intento?

     Para los apóstatas, lo del sano escepticismo llega tarde: hace mucho que dudamos de todo el 'embolao' teológico de éstos indocumentados académicos y de sus verdaderas intenciones.  Lo sentimos, pero nos resistimos a que una empresa con claros intereses económicos, rija nuestra vida social, laboral, académica y familiar.  Apoquinantes de todo el mundo, ¡abrid los ojos!  ¡Que no os la den con queso!

     Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira?