miércoles, 2 de enero de 2013

Escuela de ancianos 2013: y suma y sigue

Nízam (el Ojo que todo lo ve)

elbdg-cd13-S

     Estimados camaradas ibéricos y allende los mares:

     El compañero Nízam, desde su madriguera en el páramo Ajalvireño, ha decidido empezar su colaboración de 2013 con la presentación de un nuevo impreso diseñado para asistir a la archiconocida Escuela del Ministerio del Reino.

     En sus propias palabras:
Tarjeta escuela ancianos 2013 
Para comenzar el año, aquí está la tarjeta de acceso a la escuela de ancianos 2013, que se centrará en el tema pornografía y abuso de menores
Saludos. http://www.extj.com/showthread.php?22236-Tarjeta-escuela-ancianos-2013
     Como bien apunta Nízam, los temas estrella serán: la pornografía infantil y el abuso sexual a menores.  Hasta el presente, todo indica que será un "y suma y sigue".  La confesión religiosa del notorio arraigo y olé, se enquista en sus posiciones, y no se otea en el horizonte ningún atisbo de colaboración voluntaria con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.  ¡Será una de las cosas negativas con la que tendremos que convivir este año 2013!

     Según las últimas directivas; se hacen tímidos cambios para que todo siga igual: en lugar de denunciar inmediata y automáticamente estos delitos a la policía..., ¡telefonear al Departamento de Asuntos Legales de la sede nacional de la entidad religiosa!  Por cierto, es lo que siempre se ha hecho y no ha servido para juzgar y encarcelar a los pederastas.

     Con el modus operandi de: "todo queda en casa", o, "la ropa sucia se lava en casa", no se consigue juzgar y encarcelar a los pederastas, ni tampoco proteger a la infancia, ¡tanto dentro como fuera de la comunidad religiosa!  Todo lo que no sea denunciar a la policía al presunto pederasta, ¡es proporcionar al delincuente un "suelo santo" en el que cobijarse para seguir perpetrando sus delitos-pecados!

     Por este motivo, le pedimos a los Reyes Magos que nuestra confesión religiosa cambie el protocolo para los casos de pederastia que se dan en nuestra comunidad religiosa.

     Por vosotros, por nosotros, por todos.  La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.  ¿Quién es el padre de la mentira?