martes, 11 de enero de 2011

Sylvain Lavoie:15 meses de cárcel por abusos sexuales a un menor

Pepe Botella (desde Algeciras)

http://www.cyberpresse.ca/le-soleil/actualites/justice-et-faits-divers/201101/10/01-4358820-15-mois-pour-contacts-sexuels-sur-un-garcon.php

http://www.watchtowerdocuments.com/

Estimados camaradas víctimas de los protocolos de la confesión religiosa:

Nuestro compañero Pepe Botella  --¡menudo mote se ha buscado!--, desde el sur peninsular, nos deleita con esta noticia y nos pone sobre aviso para que podamos proteger a los niños: propios y extraños a la confesión religiosa.  Pepe, sirve en un puesto de responsabilidad y está bien considerado por los hermanos de toda la comarca..., ¡buen discursante el anciano apóstata!  Dice que lleva un tiempo leyendo el blog y que se ha decidido a colaborar aportando el enlace a esta noticia.  Aparte, menciona que se lo pasa mejor leyendo el blog que las publicaciones del Cuerpo Gobernante.  Y un servidor le dice: "Pepe, ¡me lo creo, no hace falta que lo jures!  Sobre todo que no se entere TH quién eres..., ¡que te delata!".

La noticia procede de Quebec (Canadá) y aparece en el siguiente enlace: http://www.cyberpresse.ca/le-soleil/actualites/justice-et-faits-divers/201101/10/01-4358820-15-mois-pour-contacts-sexuels-sur-un-garcon.php  El Departamento de Traducción Apóstata, sin estar muy versado en el francés, intentará hacer una traducción inteligible para los lectores de lengua española.  ¡Va por ustedes!

15 MESES DE CÁRCEL POR ABUSAR SEXUALMENTE DE UN NIÑO
11 de enero de 2011  -Quebec (Canadá)
Sylvain Lavoie ayer fue condenado a 15 meses de cárcel por haber mantenido contactos sexuales durante dos años con un niño desde los 12 a los 14 años de edad.  El acusado y la víctima se conocieron mientras mientras los padres asistían (a las reuniones) de los testigos de Jehová.
Después de casi dos años de abusos sexuales semanales, la joven víctima ha decidido poner fin a lo que comenzó como una amistad, dijo la fiscal Nathalie Leroy al tribunal.
Un mes después, la víctima contó a sus padres el calvario que había vivido durante dos años.  Los padres acudieron y consultaron a los ancianos (pastores religiosos locales) de la congregación de los testigos de Jehová y acordaron que le acusado podría seguir asistiendo a las reuniones religiosas a condición de que se mantuviese alejado de la víctima, dijo el fiscal.  Poco tiempo después de eso, la víctima decidió denunciar los hechos a la policía.
Basándose en un informe previo y una evaluación psicológica, los peritos consideran que el riesgo de reincidir de Lavoie va de un grado medio a alto, si no se sigue una terapia adecuada para tratar su desviación sexual.  El acusado, quien ha cooperado plenamente con la policía y reconocido todos los hechos, mostró su disposición para aceptar cualquier terapia que considere oportuna el funcionario encargado de la libertad condicional.
Cuando salga de la cárcel, Lavoie estará en libertad condicional por tres años.  Durante los próximos 20 años estará fichado en el registro de delincuentes sexuales. 
Además, durante ese período de tiempo, tendrá prohibido asistir a lugares públicos donde sea normal  la presencia de menores de 16 años.  Durante 20 años tendrá prohibido utilizar el ordenador para comunicarse con menores de 16 años. 
 Fin de la traducción apóstata free lance.

¡Qué diferencia en las medidas que toma la justicia ordinaria con los pederastas y las que toma la confesión religiosa!  Al hermano Lavoie no le será posible asistir a los servicios religiosos de la confesión religiosa donde se presuponga que pueden haber menores de edad.  Entonces, ¿en qué quedan las medidas tomadas por los ancianos de congregación con el hermano Lavoie?  ¡En agua de borrajas!  El protocolo que manda el Cuerpo Gobernante, la justicia canadiense se lo pasa por el arco del triunfo.

De momento, al criminal le caen 15 de meses de cárcel para que medite y pueda considerar el Texto Diario sin prisas y predicar a los convictos.  Someterse a una terapia bajo vigilancia de gente especializada.  Tiene prohibido asistir a lugares públicos donde se presuponga que puede haber menores de edad.  Se le ficha como pederasta y queda en el registro durante 20 años.  Y tiene que estar 20 años sin comunicarse por internet con menores de 16 años.  ¿Qué consigue con estas medidas la justicia "mundana", que no la teocrática?  Salvaguardar como de mayor importancia la seguridad de los niños, y no la reputación de la confesión religiosa.  ¡Esta es la clave de la diferencia entre la justicia mundana y la de la confesión religiosa!  Como una y otra vez repetimos los apóstatas, la pederastia en todas sus formas, no es sólo un pecado que pueda tratarse a nivel del sistema judicial de la confesión religiosa, sino que es un crimen con letras mayúsculas que debería denunciar toda aquella persona que tenga conocimiento de ello..., ¡no se trata de esperar a que la dirección de una confesión religiosa nos de el plácet de denunciarlo a la policía o no nos lo de..., que es lo más habitual!  El movimiento se demuestra andando y no con demagogia ni verdades a medias  ni eufemismos varios.

Especialmente los ancianos de las comunidades locales de los testigos de Jehová en España  --o cualquier otra país, ¡sería lo deseable!--  en cuanto tuviesen conocimiento de la existencia de un pederasta en su comunidad, primero deberían denunciarlo automáticamente a la policía  --independientemente de lo que desee hacer la víctima (puede tener miedo al criminal)--  y, después, si así lo desean, seguir el protocolo de informar al Departamento de Asuntos Legales de la confesión religiosa y tomar cuantas medidas creen oportunas a nivel religioso.


Mientras esto no se haga, desde esta tribuna seguiremos denunciándolo incansablemente..., ¡y no nos importa que no estigmaticen de apóstatas!
http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2010/10/el-nuevo-libro-para-los-ancianos.html