miércoles, 22 de julio de 2009

Expropiación teocrática en España..., ¡se aproxima!

Iloowy (desde las catacumbas)






Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar

http://www.extj.com/foro/showthread.php?t=14434&page=2

Estimados camaradas víctimas de timos mil..., ¡en el nombre de Dios!:

La verdad resplandece a pesar de la oposición del Governing Body Bank y sus secuaces, ¡los agentes a sueldo Watch! Este blog, desde su mismo principio, lo han intentado reventar..., ¡pero sin éxito! Aquí no discutimos sobre cronología, preferimos denunciar la violación de los derechos humanos de los pringaos de turno..., ¡denunciar sus desmanes que perpetran en la más absoluta de las oscuridades!

Hoy, toca tocar el tema tabú por excelencia..., ¡el dinero! ¿Cuánto dinero se recauda anualmente por la Asociación de los Testigos de Jehová? ¿En qué conceptos se gasta? ¿Va el dinero, como las personas muertas, a algún paraíso...? ¿Porqué no hay un balance financiero anual para informar a todos los publicadores contribuyentes? ¡Esto es el cuarto misterio de Fatima!

El asunto lo ha destapado nuestro compañero, Iloowy, en el foro de los Fuentes. Iloowy tiene una vista de lince, es como un "vidente", pero de los buenos. Como buen historiador que es, nos relata acontecimientos recientes que han tenido lugar en el páramo estadounidense. Él, Iloowy, es nuestro Carl Bernstein, o, Bob Woodward en este nuevo caso que nos ocupa..., ¡el Iberiangate!

Leed con atención lo que comunica en este mensaje dejado en el foro:

"Hola Enrique.
Te puedo contar que en el area donde vivo en los EEUU
ha pasado que varias congregaciones que hicieron
"renovations" en sus Salones del Reino gracias a
prestamos de la WT Society (o Bank) no pudieron
pagar mensualmente la suma que debian contribuir
a la WT. Asi que despues de visitas por los Super
de Circuito y Distrito redistribuyeron a los miembros
de la congregacion, enviandoles a un Salon del
Reino vecino, a mas de media hora de distancia
del viejo Salon. Esto significaba casi una hora
de viaje para los que vivian en territorio lejano.
La nueva congregacion ahora tiene una suma
de prestamo que es igual al prestamo que tenian
antes mas la suma de la nueva congregacion.
Han puesto el viejo Salon para venderlo, pero
que va acontecer con el dinero que proceda de
la venta? Volvera a la WT. Pero la suma que deben
contribuir cada mes ya esta pagando el prestamo.

En casos donde habia mas de una congregacion
que se reunia en un Salon, se han reunido otra
vez las dos congregaciones si una de ellas no podia
hacer bastantes contribuciones a la WT, sea a causa
de prestamos para renovaciones o por la literatura.

En el foro JWD/JWN se presentaron varios ejemplos
de esta misma estrategia de la WT en otros estados".

Con saludos y un fuerte abrazo.
-- ILOOWY

Sí, compañeros ibéricos, nos aproximamos a velocidad de la a nuestro particular Iberiangate. ¿Qué es el Iberiangate? Pues lo que nos dice el camarada Iloowy que está sucediendo ya, por ejemplo: La Sociedad os ha prestado dinero --que vosotros previamente le habéis donado a dicha Sociedad-- para comprar un Salón del Reino escriturado a nombre de dicha Sociedad..., ¡a condición de que le devolváis dicho préstamo al que les gusta referirse como "deuda moral" de la congregación con respecto a la Sociedad. Es que la palabra "préstamo", la suelen utilizar los bancos y entidades crediticias. ¡Claro! El Governing Body Bank, no te "presta" dinero..., ¡tú contraes con él una "deuda moral! ¿Lo pillas, pringaete?

Pero qué pasa si tu no le devuelves el dinero "prestado"..., ¡pues te recoloca en otras congregaciones cerca de tu domicilio o en Pernambuco! Ellos venden el Salón del Reino que han escriturado a su nombre y que hemos pagado los publicadores españoles..., ¡se embuchan la pasta y: "aquí paz y después gloria"!

¿Eres un publicador? Entonces eres un alquilado, ¿sabes lo que les pasa a los inquilinos que no pagan el alquiler? ¡Se les da una patada en el culo y se les echa a la calle!

O sea, si quieres seguir gozando de las comodidades de tu Salón del Reino..., ¡echa dinero legal en la alcancía!

El propietario no perdona..., ¡aunque pagues tú todo!

Así es el cristianismo verdadero en este tiempo del fin.