jueves, 8 de noviembre de 2012

"Nos hemos equivocado TODOS...": ¡tarde, mal y nunca!

El Cuerpo Gobernante: "A mí que me registren!"

El BOE: La Atalaya, 1 de enero de 2013, página 14 http://www.jw.org/en/publications/?contentLanguageFilter=es
     Estimados camaradas víctimas de las diversas profecías fallutas de la Voz de Dios en la Tierra:

     El cuerpo eclesiástico  --¡por decir algo...!  ¡Porque tienen menos papeles que un conejo de monte!--  de nuestra entrañable confesión religiosa, el Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová, en un acto tardío de contrición y penitencia  (cuando gracias a los apóstatas; se han documentado en Internet sus mentiras escritas, para que todo ojo lo vea y lo lea) y, tras infinidad de intentos por ponerle puertas al campo para evitar que se airearan sus trapos sucios públicamente..., ¡han decidido mostrar su arrepentimiento!  Es el arrepentimiento propio de quien ha sido pillado con las manos en la masa y se enfrenta a la sentencia que le dicta el juez de turno: ¡de voluntario, nada de nada!  ¡La necesidad obliga!

     No obstante, con esta nota publicada en el buque insignia de la entidad religiosa: La Atalaya, después de 130 años seguidos de profetizar y esquilmar a las ovejas perdidas y desorientadas..., se estiran y reconocen que se "equivocaron"..., ¡a su manera!  El escrito, es digno de analizar y diseccionar apropiada y teocráticamente.  ¡Va por ustedes!

     "Los testigos de Jehová hemos tenido expectativas equivocadas sobre cuándo vendrá el fin": No veo por ningún lado que, el Cuerpo Gobernante, como único responsable de este profetizar falluto y falso; pida disculpas por lo éste cuerpo eclesiástico ha profetizado falsamente.  Se arrogan presuntuosamente el papel de ser el canal exclusivo de comunicación de Dios con la humanidad para perpetuarse en el poder e interpretar las Santas Escrituras y, a nosotros  --los testigos de Jehová de a pie--  nos dan la autonomía de poder leer literalmente y en voz alta lo que ellos escriben como si de comentarios de nuestra propia cosecha se tratase.  Ellos son los únicos responsables de lo que creen y enseñan los miembros de los testigos de Jehová..., ¡siempre hemos de basarnos en sus publicaciones y panfletos!

     Sin embargo, a la hora de asumir responsabilidades, son los maestros del escaqueo: endilgan la responsabilidad a la colectividad de los testigos de Jehová, o sea, ¡a todos nosotros!  Según mi opinión, a la declaración inicial, le faltan unas palabras: "Los testigos de Jehová hemos tenido expectativas equivocadas sobre cuándo vendrá el fin porque el Cuerpo Gobernante nos las había enseñado como Palabra de Dios..., ¡y nosotros, como pardillos, nos las habíamos creido!".  Pero, éstos del Governing Body Bank, no se mojan ni tirándose a la piscina.

     Como la vergüenza era verde y se la comió un burro, no se sonrojan de echar mano de Alexander H. Macmillan, cuando les conviene, y citan unas palabras suyas: "Aprendí que debemos reconocer nuestros errores y continuar examinando la Palabra de Dios para conseguir más esclarecimiento".  Me pregunto cándidamente: ¿Ha reconocido el error de prohibir las vacunas, o los trasplantes de órganos..., el Cuerpo Gobernante?  ¿Ha pedido perdón alguna vez, por la cantidad de personas que murieron como consecuencia de estas doctrinas?  Esto sólo es un ejemplo ilustrando que, cuando personas mueren o tienen perjuicios en su vida por seguir ciegamente tus enseñanzas con Portavoz de Dios en la Tierra..., ¡tienes la responsabilidad moral de  --como mínimo--  pedir perdón públicamente a los damnificados!  ¡Y eso nunca lo ha hecho el Cuerpo Gobernante..., ni siquiera con esta nota tardía!

     Entonces, ¿por qué seguimos insistiendo en que el fin está cerca?  Porque nos tomamos muy en serio las palabras de Jesús: "Sigan mirando, manténganse despiertos".  La otra alternativa sería dejar que él nos encontrara "durmiendo", lo que impediría que nos ganáramos su favor.  En román paladino: "No tenemos ni pajorera idea de cuándo vendrá el fin, pero, os metemos el miedo en el cuerpo por sistema; para que no os durmáis en los laureles y se os pueda ocurrir dejar de darnos donativos en metálico para que nosotros podamos vivir como reyes.  La vida eterna no es gratuita y el Paraíso que os prometemos tampoco.  La salvación eterna hay que ganársela día a día, apoyando económicamente a la Voz de Dios en la Tierra..., o sea..., nosotros.  Y recordad siempre: Mañana puede venir el fin..., apoya la Sociedad del Nuevo Mundo con tus bienes y tu persona".

     Del mismo modo, nosotros hemos tenido expectativas equivocadas sobre cuándo vendrá el fin.  Pero nos interesa más obedecer a Jesús y salvar vidas que evitar críticas.  ¿Hemos tenido...?  ¿Quiénes han tenido esas expectativas y se las han enseñado a los pardillos integrales de los publicadores ibéricos y allende los mares?  ¿Le interesa a Jesucristo..., profetizar falsamente...,  dar fechas sobre el fin del mundo que caducan antes que la leche fresca en verano?  ¿Se salvan vidas al profetizar falsamente?  ¿La mentira..., nos salva?  Entonces, ¿la verdad, nos condena?  ¿Cómo consolaréis a quienes lo vendieron todo porque el fin del mundo estaba a las puertas..., y había que predicar el Reino con urgencia máxima?  ¿Cómo se podrá resarcir a quienes no cursaron o terminaron sus estudios académicos..., porque el fin era inminente?  ¿Quién consolará a todas aquellas mujeres que no fueron madres..., ante el inminente fin del mundo?  ¿Y a todos los que se despidieron de sus empleos fijos..., para predicar el inminente fin del mundo..., para quedarse sin fin del mundo y sin empleo?  ¡Nos habéis engañado como a chinos..., y encima os tenemos que dar las gracias..., carallo!  ¡No tenéis más cara dura porque no entrenáis!  ¡Ah! Sobre evitar críticas, no os queda más remedio que tragarse esa copa de ricino..., ¡porque todas esas críticas las hemos documentado los apóstatas!  Se os acabó el control sobre la información.  El pardillo integral ibérico y allende los mares, acude a beber y documentarse en Internet.

     Creemos que si bien es importante estar pendientes de cuándo vendrá el fin, es más importante aún estar convencidos de que vendrá y actuar en consecuencia.  ¿Quién "lo cree"?  ¿El Cuerpo Gobernante, no?  ¿Cuánto beneficio económico os ha reportado a vosotros, el haber metido el miedo en el cuerpo a las almas cándidas...?  ¡Ese es el verdadero leitmotiv tras vuestros continuos fines del mundo a destajo!  ¡No queremos más engaños, embustes, tretas ni ardides para trincar nuestra pasta!  ¡Si queréis dinero..., trabajad con vuestras manos!

     Os seguiremos vigilando de cerca y criticando todo timo teocrático.  Seguiremos despertando conciencias.  Seguiremos instruyendo al personal.  Y..., ¡lo documentaremos todo, todo y todo!